HANDBOL BORDILS, 27 vs BM CARABANCHEL, 27 (Div. Honor Plata T.16-17)

LOS CAMBIOS EN ESTE NUEVO BORDILS LO PENALIZARON

(19-09-2016)

El equipo local del Handbol Bordils domina a el Balonmano Carabanchel durante todo el partido pero en las postrimerías del partido tira por la borda los tres goles de ventaja que tenia y el inicio de la temporada en el en el pabellón de Bordils termina con mal sabor de boca para los locales, Pau Campos el entrenador tiene mucha faena por hacer, tiempo tiene solo ha hecho que comenzar por suerte esta temporada de 2016 – 2017. Los cambios son notables en piezas del Bordils, juventud y calidad tienen sifuciente al menos para mantener la categoría.

El Bordils dejó escapar ayer al mediodía, en el “Blanc i Verd”, un punto que a final de temporada podría ser muy valioso. El equipo de Pau Campos dominó siempre al Carabanchel, incluso con ventajas de seis goles, pero sea por el exceso de responsabilidad de los jóvenes jugadores gerundenses, o por el temblor de piernas de verse con el duelo casi ganado, en los últimos minutos lanzaron una ventaja de 3 goles (27-24). Ni pudiendo disponer de la última pelota para ganar el partido fue suficiente. Los gerundenses se enrocaron y no pudieron mover el empate a 27 que los madrileños casi se encontraron por casualidad.

El Carabanchel, un rival directo que seguramente también luchará por la permanencia al final de la temporada, fue siempre a remolque hasta que a partir del minuto 45 los de Pau Campos comenzaron a cometer más errores de lo habitual y los madrileños lo aprovecharon para recortar distancias en el marcador. Los cambios en el Bordils con respecto a la temporada anterior son notables: Nonó, Ferrer y Masmiquel ya no están, y ahora el protagonismo lo empiezan a asumir jóvenes de la casa como Huix, Farrerons, Oriol Masmiquel, Hospital, Montes, los hermanos Mach o Palahí, este último, máximo anotador ayer de los locales, con cinco dianas.

La puesta en escena de los gerundenses fue la esperada. En un pabellón Blanc i Verd prácticamente lleno y la afición dispuesta a dejarse la garganta, los de Campos se marcharon en el marcador enseguida por 5-2 y aunque los madrileños empataron, el Bordils puso la directa y dominó la primera parte con una autoridad absoluta. El 15-11 con el que se llegó al descanso prueba el buen trabajo del equipo de Pau Campos, tanto ofensivamente como defensiva.

El inicio de la segunda parte siguió en la misma línea. De hecho, los locales dispararon la renta hasta los seis goles de margen (18-12 y 19-13), hasta que a partir de ese momento las piernas y la cabeza empezaron a flaquear. El Carabanchel empató a 22 a 10 minutos del final en una acción de Rubén Sánchez, pero entonces el conjunto local supo tener la cabeza lo suficientemente fría para sobrevivir y volver a marchar de tres, con un oportunista Mario Martínez (27 -24, poco más de tres minutos para el final). Lo más difícil se había hecho, pero los visitantes, con un 0-3, volvieron a empatar.

De todas formas, si Pau Campos logra engranar este nuevo Bordils, esto pinta bien por calidad y juventud.

Texto: Jordi Rubió / sportimagen © / Agencias
Fotos: Carles Meléndez / sportimagen © / Bordils (Girona)

Noticia patrocinada por :

Robert Hospital, combertiendo un lanzamiento en gol
Inapelable lanzamiento de Rubén Sánchez
Robert Hospital, combertiendo un lanzamiento en gol
Inapelable lanzamiento de Rubén Sánchez