REAL SOCIEDAD, 0 vs SEVILLA CF, 4 (1ª Div.Temp. 16/17)

EL SEVILLA, UNA TORMENTA EN ANOETA

(08-01-2017)

El Sevilla ha mandado un mensaje alto, claro y rotundo este sábado en Anoeta. Un mensaje a todo aquel que quiera escucharlo y quiera enfrentarlo esta temporada. Tras el tremendo varapalo recibido en la Copa en el Santiago Bernabéu, ha vuelto a la Liga por la puerta grande, con una espectacular victoria ante la Real Sociedad en un partido que se presumía complicado, en un estadio donde solo había ganado el Real Madrid, y por el que terminó paseándose el conjunto de Sampaoli. Fue una tremenda demostración la del Sevilla.

El delantero franco-tunecino reclamó para sí casi todo el protagonismo en un partido que conforme avanzaban los minutos se convirtió en coral, pero que explotó de forma muy individual el atacante galo. Cuando el choque estaba igualado, cuando aún no se sabía por donde se decantaría, Ben Yedder abrió el tarro de sus esencias para marcar dos goles en cuatro minutos y romper el choque, hasta decidirlo prácticamente. A partir de ese minuto 25 el Sevilla se creció de forma descomunal. Hasta entonces tiró de posesión, de juego, sin demasiado remate. A partir de ese 0-2 varió el plan y se fue arriba a por el rival, a presionar, a robar, a ahogar, a machacar, a arrollar. Y rompió a la Real, uno de los mejores equipos de la liga española.

El Sevilla salió con personalidad al césped de Anoeta, pero fue Ben Yedder el que rompió el encuentro con dos goles en cuatro minutos aprovechando dos fugas de la zaga donostiarra Eso sí, antes de esos goles el Sevilla había salido con mucha personalidad al terreno de juego. Olvidándose plenamente de su batacazo copero en el Bernabéu, empezando por la alineación, mucho más natural, mucho más acorde a lo que ha demostrado el conjunto de Sampaoli hasta la fecha, y con un delantero, Ben Yedder, que convirtió en más incomprensible si cabe ese ataque de entrenador que le da al argentino de vez en cuando al dejar al equipo sin nueve. Pero el Sevilla de Anoeta sí lo tenía, el franco-tunecino, y lo agradeció, de todas todas. Ben Yedder ya era uno de los mejores de su equipo antes de hacer su doblete en cuatro minutos, pero un goleador es un goleador y sus virtudes se despliegan como un pavo real cuando actúa y acierta en el área, ya sea con olfato, atención y eficacia, como cuando aprovechó el regalo de Rulli en el 0-1, o con calidad, serenidad y seguridad, como cuando certificó el 0-2 de forma notable. El atacante, en dos acciones, puso el partido de cara aprovechando de forma espectacular dos fugas de la zaga donostiarra. Antes de ese 0-2 el partido estaba igualado, con carácter y posesión por parte del Sevilla, que se hacía notar e intentaba tener la pelota; con llegada y más remate por parte de la Real Sociedad, que también presentaba sus argumentos futbolísticos y a punto estuvo de adelantarse en un par de acciones de Willian José.

Esa igualdad la rompió Ben Yedder, a pachas con la permisividad de la zaga de la Real (notó las ausencias de Navas y Carlos Martínez), que quizás ante otros equipos pueda pasar inadvertida, pero no ante el Sevilla, que hizo sangre cuando pudo. A partir de los dos goles, el equipo de Sampaoli se creció, recuperó esa confianza perdida ante el Real Madrid, desde la defensa a la medular, y a punto estuvo de agigantar la herida de la Real Sociedad, que al menos llegó al descanso, noqueado, pero llegó al descanso con ese mismo resultado. Durante la segunda mitad el conjunto de Sampaoli ejecutó casi a la perfección la presión a la salida de la pelota de la Real, e igual que logró dos goles, pudo hacer algunos más
Claro que si llega a saber la Real Sociedad lo que se le venía encima en la segunda mitad, lo mismo se queda en vestuarios. El Sevilla actuó de forma inteligente, sabia con ese resultado. Firme en defensa, jugó a la perfección esos minutos en los que el equipo local intentaba reaccionar. Presionó arriba la salida de la pelota donostiarra, como si del minuto 1 se tratase, y sacó un enorme rédito. No solo dos goles más, sino multitud de ocasiones, de superioridades y de situaciones ventajosas. La Real nunca llegaba cómoda, mientras que el Sevilla lo hacía con claridad. En todas estas facetas brillaron claro N'Zonzi, Nasri... y por supuesto Ben Yedder. No solo robando y jugando con la pelota, también presionando.

El 0-4 final deja bien a las claras la diferencia que hubo entre uno y otro equipo, pero también la demostración del Sevilla y la entereza de este equipo. Cuando el ánimo podía quebrarse tras una decepción como la de la Copa, el equipo de Sampaoli ha reaccionado de forma espectacular en un partido de los complicados de esta Liga. Precisamente por eso el golpe de autoridad del Sevilla ha sido tremendo, por el momento, por el rival, por la forma. Y a la espera del Real Madrid en la Liga, adelanta por el momento al Barcelona y avanza hacia la segunda plaza.

Texto: Agencias
Fotos: Karlis Medrano / sportimagen © / Estadio Anoeta (San Sebastian

FICHA TÉCNICA

REAL SOCIEDAD: 0
Rulli; Zaldua, Íñigo Martínez, Mikel González (Elustondo, m. 46), Yuri; Illarramendi, Granero (Canales, m. 56); Carlos Vela (Juanmi, m. 56), Xabi Prieto, Oyarzabal; y Willian José.

SEVILLA CF: 4
Sergio Rico; Mariano, Rami, Pareja, Mercado, Escudero; N'Zonzi; Vitolo (Kranevitter, m. 78), Nasri, Franco Vázquez (Sarabia, m. 68); Ben Yedder (Correa, m. 92).

GOLES:
0-1, m. 25: Ben Yedder. 0-2, m 28: Ben Yedder. 0-3, m. 72: Sarabia. 0-4, m. 82: Ben Yedder.

 ÁRBITRO:
Martínez Munuera. Tarjetas Amarillas a Vázquez (10'), Escudero (39'), William José (43'), Yuri (74'), Vitolo (78').

OTROS DATOS:
Partido disputado en el Estadio de Anoeta de San Sebastian, ante 22.374 espectadores.

Noticia patrocinada por :