SPAR CITYLIFT, 66 vs Ensino Lugo, 58 (Liga Endesa Jor.4 (Temp. 19-20)

GANAR JUGANDO MAL

(13-10-2019)

A tres días del debut en la Euroliga contra el Fenerbahçe, el Spar CityLift Girona, se mantiene invicto aunque con un buen susto para los 3.000 espectadores que acudieron al Pavelló de Fontajau en Girona. Las Eric Surís entrenador dedel Spar CityLift de Girona no acertaban en casi todo el partido, solo en el último cuarto impusieron su ley, mientras que el Ensino Lugo, se desinflo, perdiendo efectivida en sus tiros al aro.

 «Hoy hemos hecho un mal partido». No es muy habitual que un entrenador comience así la rueda de prensa posterior a un partido que su equipo acaba de ganar. Pero ayer Eric Surís lo hizo. Pura sinceridad del técnico del Spar CITYLIFT Girona, que también tenía claro que «tenemos suficiente crédito para que nuestro público nos perdone los 40 minutos de masticar arena de hoy». El debut en la Euroliga está muy cerca, quizás demasiado para la concentración de las jugadoras, y si aquí se suma el exceso de confianza que dan las claras victorias de este principio de temporada, el Lugo estuvo a punto de recordar ayer que en Liga Femenina 1 muchos rivales pueden dar algún susto al campeón. Aunque este Spar CITYLIFT Girona tenga aún más estrellas que la temporada pasada y juegue en Fontajau ante casi 3.000 espectadores. El Uni se mantiene invicto esta temporada, pero no sin antes sudar para derrotar a un Ensino Lugo que llegó a ganar por 15 puntos en el segundo cuarto (13-28) y que, a menos de un minuto del final aún mantenía las sus opciones con un 63-58 que Mendy se encargó de desvanecer con el triple definitivo (66-58).

El triple de Ainhoa ​​López con el habitual dedicación a la familia, que los árbitros dieron de dos porque la barcelonesa estaría pisando, es la mejor imagen de lo que fue el primer cuarto. Un Ensino Lugo pasándolo jugando sin nada que perder ante los cerca de 3.000 espectadores que había en Fontajau; y un Spar CITYLIFT Girona adormilado, muy errático y donde en los primeros minutos sólo la nueva de la clase, Brittney Sykes, parecía que tenía bastante hambre para alegrar la tarde a los aficionados antes de que lleguen los grandes partidos de la temporada. Eric Surís se desesperó más de una vez por las facilidades con que Richaards o Miller anotaron cerca de canasta o viendo como, por primera vez esta temporada, su equipo no estaba imponiendo en la lucha por el rebote. A comienzos del segundo cuarto, en el que el Uni aunque le costó empezar a jugar las gallegas se llegaron a poner 15 puntos por encima en el marcador (13-28). Surís pidió tiempo muerto para recordar a todos que el partido que se estaba jugando era aquí y ahora, contra el Lugo, y no en Estambul contra el Fenerbahçe. Este será el miércoles.

Se salió a medias. Y, por ello, al descanso (31-38), el técnico tuvo que volver a repetir con el tono un poco más alto. En sólo un minuto del tercer cuarto, el Uni ya había dado la vuelta al marcador y era el técnico del Lugo lo que tenía que pedir tiempo muerto (39-38). Las gerundenses pareció que empezaban a hacer lo que más les gusta: defender y correr. El Lugo necesitó casi cinco minutos para hacer su primera canasta de la segunda mitad, sin embargo, ni así las gerundenses acabaron de coger la velocidad de crucero para mala suerte del numeroso público que había ido a Fontajau deseoso de ver soltado lo que, sobre el papel, es el mejor equipo que ha tenido nunca el Uni. Al final del tercer cuarto, 50-50 después de que O'Dwyer anotara un baloncesto final que compensaba el triple segundos antes de Elonu.

Todo el mundo sabía, presumía o, al menos esperaba, que en un momento u otro del Uni haría un tirón definitiva a la que el Lugo no podría responder. Pero esta tardó en llegar. A poco más de seis minutos del final, Stanacev aunque volvió a empatar el marcador (54-54) y por mucho que el Uni intentara clavar la puñalada definitiva (61-56 con un triple de Mendy después de que Sykes fuese por tierra a recuperar una pelota) costó mucho que el Uni acabara poniendo el lazo hasta el partido. A un minuto y medio al final, Surís pidió tiempo muerto. Su equipo sólo ganaba por cinco puntos, 63-58, y sus jugadoras le acabaron de alegrar la tarde perdiendo el balón en los dos ataques siguientes. Está claro que el Ensino Lugo tampoco fue capaz de anotar en ninguna de sus dos posesiones y el triple de Mendy a 13 segundos del final sí sirvió para cerrar definitivamente el partido.

Texto: Marc Verdaguer / Diari de Girona
Fotos: Carles Meléndez / sportimagen.com © / Pavelló Fontajau (Girona)

Noticia patrocinada por :

Rosó Buch, lanzando a canasta
Aleksandra Stanacev, en uno de los muchos ataques que protagonizó
Rosó Buch, lanzando a canasta
Aleksandra Stanacev, en uno de los muchos ataques que protagonizó